Condenan a Correos por despedir a 722 eventuales

CGT de Madrid denunció a Correos ante la Inspección de Trabajo por rescindir el contrato de cientos de trabajadoras y trabajadores en dicha Comunidad el 30 de diciembre de 2019 y volver a darles de alta el día 2 de enero. Lo mismo había hecho en Semana Santa de ese año, cuando la empresa pública finalizó el contrato de 69 empleados/as el 17 de abril y les volvió a contratar el día 22 (en medio, quedaban las festividades de jueves y viernes santo y el fin de semana). La Inspección de Trabajo ha sancionado a Correos por esta conducta fraudulenta y le ha exigido que abone las cotizaciones sociales impagadas por esos días.

Inspección abrió una investigación, en la que constató que la práctica alcanzó a un total de 722 trabajadores y trabajadoras. Por un lado, 69 empleados/as temporales sufrieron la rescisión de sus contratos en los días festivos y el fin de semana de Semana Santa de 2019 y, más tarde, ocurrió lo mismo en Navidades con otros 653 trabajadores/as temporales.

Compañeras de CGT explican que el sindicato denunció la situación ante la autoridad laboral en Madrid cuando tuvo constancia de varias rescisiones de contratos de trabajadores/as temporales justo antes de los festivos y su inmediata contratación pasados los días de descanso. “Era algo que se sabía que ocurría ya de antes, con el anterior Gobierno, pero lo hemos denunciado cuando hemos tenido las pruebas para ello”.

“Esto es solo en la Comunidad de Madrid, ya que es la dirección provincial la que estudió nuestra denuncia, pero Correos es una empresa estatal. Habría que investigar si esto se hizo también en otros lugares”, señalan las compañeras. Correos es la mayor empresa pública española, con más de 54.600 trabajadores y trabajadoras.

Correos cometió fraude en la contratación. Según la investigación de la Inspección de Trabajo los contratos temporales, eventuales por causas de la producción, “se han formalizado en fraude de ley”, ya que Correos tramitó indebidamente las bajas de dichos trabajadores/as para excluir “los días festivos y descanso semanal generados”. Esta razón no puede suponer la interrupción de la relación laboral y, de hecho, “constituye el incumplimiento por parte de la empresa de la obligación de mantener en alta a los trabajadores, así como el ingreso de la correspondiente cotización en el Régimen General de la Seguridad Social”.

La Inspección propone un acta de infracción a la compañía pública por una infracción grave de las relaciones laborales. La multa acordada es de 6.000 euros. Además de realizar un requerimiento para que Correos tramite las altas de los 722 trabajadores y trabajadoras afectados correspondientes a estos días y a que ingrese la cotización correspondiente a la Seguridad Social.

Desde CGT insistimos en la necesidad de desenmascarar estas prácticas fraudulentas, que desgraciadamente no solo se producen en el tejido empresarial privado, sino también en empresas públicas. Por eso animamos a todas las personas que se encuentren o hayan podido encontrarse en esta situación a que se pongan en contacto con nosotras para denunciarla y, de este modo, tratar de acabar con estos abusos.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Últimas noticias