Subvencionar la opulencia para fomentar la precariedad

OPINIÓN  | Por José Pascual Rubio

En estos días han salido dos noticias, que analizándolas conjuntamente, nos sirven para comprender en cierta medida el porqué de la situación en la que nos encontramos. Una hace referencia a las subvenciones agrarias, de procedencia europea, que reciben algunas empresas y la otra, aporta datos sobre el desempleo en el Estado Español y más concretamente el número de personas paradas que no recibe subvención alguna.

Por una parte resulta que 60 familias de las 200 más ricas de España han cobrado desde 2008 más de 250 millones de subvenciones agrarias de la Unión Europea para sus empresas. Mientras, por otro lado comprobamos, que el 44,3% de las personas paradas no cobra ningún tipo de prestación.

En el caso de la Región de Murcia, la familia Fuertes, encabezada por Tomás Fuertes y dueña, entre otras de la empresa ElPozo Alimentación, ha recibido desde 2008 la friolera de 5,6 millones de euros. Según publica La Crónica del Pajarito las empresas de Tomás Fuertes subvencionadas han sido Cefu con 2.746.148 euros, Agrifu con 1.356.019 euros, ElPozo Alimentación con 1.333.440 euros y Profu con 181.434 euros.

Si analizamos los requisitos necesarios para recibir la ayuda familiar por agotamiento de la prestación contributiva, es decir, el paro, vemos que resulta indispensable tener responsabilidades familiares (una o más personas a cargo) y que las rentas de todas las personas que componen lo que llaman “unidad familiar” no superen la media individual de 530,78  euros al mes. No se considerará familiar a cargo de la persona solicitante aquel o aquella que tenga ingresos superiores a los 530,78 euros al mes. Si tu cónyuge (las parejas de hecho no tienen este “derecho”) cobra 531 euros al mes, no hay ayuda familiar. Este tipo de medidas son las que hacen posible que el 44,3% de las personas paradas no reciban ninguna prestación.

Ahora bien, parece ser que algunas empresas no necesitan sortear estas yincanas normativas y mucho menos se les tiene en cuenta las contabilidades de sus diferentes empresas. ElPozo Alimentación tiene millones de beneficios todos los años, pero ha recibido más de 1,3 millones de euros de subvenciones. Por si no fuera suficiente Tomás Fuertes, su propietario, tiene un capital de 1.000 millones de euros según publica la revista Forbes. Es la persona más rica de toda la Región de Murcia y sus empresas son subvencionadas con 5,6 millones de euros. Aguanta!!!

Bien es cierto que las subvenciones agrarias se deciden en el ámbito europeo y las prestaciones como la ayuda familiar las decide cada Estado, pero no es menos cierto que todo el dinero sale del mismo bolsillo, es decir, de los impuestos que pagamos todas las personas.

Se trata de subvencionar la opulencia para fomentar la precariedad. Servicios públicos raquíticos que no cubren las necesidades básicas, altas tasas de paro y bajas o nulas prestaciones constituyen la columna vertebral de este sistema organizado por una clase económica y política que se entremezcla hasta resultar imposible diferenciar.

 

José Pascual Rubio


  • Twitter

  • Facebook

Recibir información de CGT Murcia

Y por whatsapp?