Un nuevo escándalo vuelve a salpicarnos de forma directa. No cabe duda que todas las decisiones adoptadas que afectaban a la viabilidad económica de Bankia, a los clientes y por último a los empleados, estaban condicionadas por la compra de voluntades de aquellos que tenían que velar por los intereses de todos. Entre los ¿presuntos? culpables  hasta un total de 11, tienen el agravante de ocupar un puesto de representación de los trabajadores por elección directa.

Poco tiempo después de que el Sr. Goirigolzarri insistiera en que debíamos recuperar el orgullo de pertenencia a la empresa, un nuevo escándalo vuelve a salpicarnos de forma directa. No cabe ninguna duda ahora de que todas las decisiones adoptadas –compra del Banco de Miami, comercialización de preferentes, salida a bolsa, ERE’s, etc.- que afectaban a la viabilidad económica de la empresa, a los clientes y por último a los empleados, estaban condicionadas por la compra de voluntades de aquellos que tenían que velar por los intereses de todos.

De las repercusiones penales del caso ya se ocuparán los tribunales, pero si hay algo que nos afecta más directamente son las consecuencias que han tenido, entre otros, la firma de un ERE que ha supuesto el despido de casi 600 compañeros, la externalizaciones y los traslados que han ocasionado. No cabe duda de que todas las decisiones tomadas se han visto influenciadas por el voto y la capacidad de decisión de todos aquellos que disfrutaban de prebendas otorgadas tan alegremente. El perro no muerde la mano que lo alimenta.

Entre los ¿presuntos? culpables de estas prácticas figuran nombres como el de GABRIEL MORENO FLORES, actual secretario general de la sección sindical de Bankia de CCOO y miembro destacado en la mesa de cualquier negociación, PEDRO BEDIA PÉREZ, secretario general de la sección sindical de Caja Madrid de CCOO, RAFAEL TORRES POSADA, hasta hace un año secretario general de UGT, también en activo, o IGNACIO NAVASCUÉS, representante de ACCAM ya desvinculado de la empresa. Todos estos y algunos más, hasta un total de 11, tienen el agravante de ocupar un puesto de representación de los trabajadores por elección directa.

El primero de ellos, firmante del ERE y actor principal en todo el sainete como representante del sindicato mayoritario CCOO, al que en su día apodamos el niño de los acuerdos por su facilidad para disimular con gracia torera cualquier acuerdo con la empresa vendiéndolo como un logro, sigue presente en las reuniones en las que se decide el futuro de todos y cada uno de nosotros. No debemos olvidar la que se nos viene encima con la más que probable venta de Bankia, la cercana firma del convenio o los flecos pendientes de negociación como son la reducción de las aportaciones a los planes de pensiones, y en las manos de quién está, de momento, el negociarlo.

Todos estos personajes, y las organizaciones que los respaldan, son culpables y corresponsables de todo lo que ha pasado y lo que queda por llegar. Hasta la fecha todos estos indecentes siguen ocupando puestos de responsabilidad sin que desde las direcciones de sus organizaciones sindicales se haya movido un dedo. No vale la excusa de que desconocían estas prácticas cuando en este país las apariencias son objeto de envidia o admiración cuando no de ambas, y estos sujetos no debían vivir precisamente como eremitas.

 

tarjetas-negras caja madrid listado

 

Queda por comentar el justificante del engaño a través de la cuenta contable por errores informáticos. Precisamente ahora, que se están produciendo multitud de despidos por expedientes disciplinarios por errores administrativos, la mayoría de ellos sin quebranto para nadie. Como se dice popularmente ¡manda huevos!

Quizá a alguien se le ocurra decir que el que esté libre de pecado tire la primera piedra, pues bien, ahí va la nuestra y esperamos que no la única. Solo nos queda aprender la lección y obrar en consecuencia a la hora de elegir quien tiene que velar por nuestros derechos. Es el momento de hacer pagar socialmente a todos estos aprovechados y las organizaciones que los amparan lo que es más que probable que no paguen penalmente. Afinad la puntería.

Ha llegado el momento de mirar hacia el único sindicato que representa a los trabajadores y trabajadoras de bankia. El que NO FIRMO el nefasto ERE (el más grande de la historia de nuestro país). El sindicato que NO FIRMA TODO LO QUE LE PONEN POR DELANTE.

 

P.D.: Toda la información sobre el caso de las tarjetas está disponible en http://www.elconfidencial.com/espana/2014-10-04/a-mi-me-dijeron-usalalibremente-pero-no-sobrepases-el-limite-mensual-de-gasto_225573/ con nombre, apellidos e incluso foto de los implicados. Puede no ser tan divertido como jugar al quien es quien, pero sin duda es más ilustrativo.

 

bankia cgt