Las trabajadoras de la limpieza del Ayuntamiento de Ceutí sufren una carga de trabajo abusiva y una jornada laboral que, en realidad, supera holgadamente el número de horas que se les paga y cotiza.

También hay que denunciar un absoluto incumplimiento de la más básica normativa en prevención de riesgos laborales por parte del Ayuntamiento, la omisión del régimen de descansos semanales y anuales previstos en el convenio colectivo de aplicación y la pésima planificación de las vacaciones y sustituciones de estas trabajadoras, ya que no existe una bolsa de trabajo creada para estos casos.

Estas trabajadoras vienen trabajando en la limpieza de edificios del municipio desde 2006, y siempre cumpliendo satisfactoriamente sus funciones. Han pasado por empresas contratistas hasta que, a finales de 2011, asume el Ayuntamiento la gestión directa de la limpieza y las subroga, como exige la legislación vigente.

La plantilla se compone de 2 trabajadoras a jornada completa (40h/semana aunque el convenio colectivo establece una jornada máxima de 37,5h/semana), 8 trabajadoras dadas de alta 20h/semana y 2 trabajadoras dadas de alta 30h/semana. Las trabajadoras a tiempo parcial, suelen hacer una jornada laboral superior a la que indica su nómina.

Esta plantilla, sin ayuda externa de ningún tipo, ha de asumir la limpieza de, entre otras, las instalaciones siguientes: edificio del Ayuntamiento, museos, pabellones polideportivos, consultorio médico, biblioteca, hogar del pensionista, centro de usos múltiples, guardería, colegios públicos, auditorio, etc.

La carga de trabajo excesiva que le obligan a asumir en jornadas tan limitadas les ha provocado problemas traumatológicos (fuertes dolores demuñeca, operaciones de hombros, lumbalgias, ciáticas, pinzamientos lumbares, etc.) y situaciones de estrés y ansiedad.

Tras varias reuniones mantenidas con el Ayuntamiento, el 27 de julio, éste se comprometió a llevar a cabo una serie de mejoras que entrarían en vigor después de las vacaciones, según prometió el propio Concejal de personal, Paco Vidal. Pero resultó ser un engaño. Las principales medidas acordadas son:

  • Elaborar un calendario anual donde quede reflejado el plan de vacaciones de cada una de las limpiadoras.
  • Las trabajadoras del sector de limpieza disfrutarán, como cualquier trabajador del ayuntamiento, de la reducción de horario en verano, Navidades y Semana Santa, según Convenio.
  • Evaluación de tiempos de trabajo: La empresa se compromete a cuantificar cuál es el tiempo óptimo que requieren las distintas dependencias municipales y las escuelas públicas de Ceutí para su limpieza, excluyendo del trabajo que deban realizar estas empleadas las labores de limpieza cristales de  ventanas y puertas.
  • Planificación de horarios según los centros.
  • Ropa y material de trabajo: La empresa aportará a cada trabajadora del área de limpieza un pijama o blusa, un par de zapatillas y mascarillas. También se comprometió a adquirir carros para transportar los productos de limpieza a los centros que lo precisen.
  • Permisos: las trabajadoras del área de limpieza podrán disfrutar de los mismos días de asuntos propios que el resto de los compañeros del ayuntamiento.
  • La empresa elaborará un plan de prevención de riesgos laborales.
  • Bolsa de Trabajo: Según el Concejal de Personal “la Secretaria del Ayuntamiento está en ello. Se calcula unos tres meses hasta que esté disponible, mientras tanto, se buscará una alternativa (personal de Colaboración Social, ampliar jornada laboral…)”.

Desde la sección sindical de CGT en el Ayuntamiento de Ceutí entendemos que estos derechos son irrenunciables, ya que así vienen recogidos en el Convenio Colectivo o la Ley Prevención de Riesgos Laborales. No terminamos de comprender cómo desde un ente público, como el Ayuntamiento de Ceutí, se atreven a incumplir la legislación vigente en materias tan graves como las descritas anteriormente.

Basta de abusos con las personas más desprotegidas laboralmente.

¡¡NO A LA EXPLOTACIÓN DE LAS COMPAÑERAS DE LA LIMPIEZA l!!