Auditorio Municipal de Paiporta (Valencia)

Clausura del XVIII Congreso de CGTLa Confederación General del Trabajo (CGT) ha celebrado, los días 15, 16, 17 y 18 de febrero, su XVIII Congreso en Paiporta (Valencia) en el que se han debatido y tomado acuerdos en materia de acción sindical, acción social, formación y estatutos, y se ha elegido al nuevo equipo que liderará nuestra organización anarcosindicalista los próximos 4 años.

 

Tras ser aprobada la gestión del Secretariado Permanente saliente, estas han sido las resoluciones finales:

 

RESOLUCIÓN FINAL AL PUNTO 4 (*)

LA CGT ANTE LA SITUACIÓN ACTUAL, PRIORIDADES,

REIVINDICACIONES, PROPUESTAS SINDICALES Y SOCIALES

 

El sindicalismo de CGT, tanto en su plano laboral como social, imbricados el uno en el otro, sin dicotomía, se encuentra radicalmente implicado en la lucha por el reparto de la riqueza y la lucha por la igualdad.

CGT parte de que no existe un capitalismo pacífico y, en consecuencia, el conflicto necesita de construcción y para ello, esto no puede estar basado en la falta de alternativas reales a ese capitalismo y mucho menos cabalgar sobre las “ruinas de un estado de bienestar”, no solamente no necesario para la rentabilidad del sistema, sino contraproducente para 2/3 de la humanidad y la naturaleza.

La CGT se construye sobre la lucha, donde el ¿qué hacer?, ¿por dónde continuar?, se cimenta en una pelea constante e integral por nuestros Derechos, los de tod@s, de la única forma que hemos constatado históricamente, tanto en la práctica como en nuestra reflexión teórica, mediante la organización independiente de las personas trabajadoras, de manera absolutamente autónoma de las instituciones del capital (sin “concertaciones”, sin “diálogo social”) y en lucha constante contra el Estado. Por eso no participamos de las “visiones de la vieja y nueva izquierda” que veían la “toma del Estado” o, en su retórica, “el asalto a las instituciones”, como el fin del conflicto.

Cuando desde la CGT defendemos nuestras reivindicaciones, las libertades y los Derechos, lo hacemos incondicionalmente, lo que significa que no sometemos dicha defensa a ninguna condición: ni objetivo del déficit, ni pago de la deuda, ni un modelo “estatalista” de recuperación de un “supuesto de estado de bienestar”, y con respeto absoluto a la igualdad entre todos los seres humanos, tratando de que nuestras relaciones con la naturaleza, sus recursos, a través de los medios de producción, distribución y consumo, sean equilibradas.

Hay parámetros que debemos contemplar para hacernos un paisaje real de la situación que vivimos:

· Las desregulaciones laborales y la eliminación de la cultura de los derechos”, producen un ser humano individualista, consumista, depredador y competitivo. Los cambios de paradigmas empresariales y sus estrategias, los cuales dan por “finalizado” ese “pacto social o contrato social” no escrito a partir de la II guerra mundial, y la “caída de la razón de ser” de los sindicatos del “Pacto Social” como condición del crecimiento económico y en consecuencia, de la rentabilidad del capitalismo.

· Estrategias empresariales, no sólo a niveles nacionales”,sino mundiales, donde la externalización de riesgos (descentralización productiva, deslocalizaciones, economías colaborativas, etc…), se han convertido en eldolor de cabezacontinuo y constante con el que se enfrenta la clase trabajadora.

· El concepto estado”, como territorio-población, visto como un conjunto “nacional” integrado, con una política industrial, unos mercados regulados (de capitales y fuerza de trabajo) y un sistema de protección social, hoy puesto en cuestión por el “mercado global”, donde las grandes corporaciones empresariales, los lobbies, los centros offshore, los tribunales privados… “gobiernany ejercen un contrapoder con mucha mayor capacidad de incidencia que los gobiernos nacionales bajo la forma “estado”.

Estos cambios, no son coyunturales sino estructurales, y conforman toda una escala de valores que “construyen la sociedad actual”, permitiendo la reproducción del poder económico y político, que transciende las denominadas “políticas autoritarias”, situando a la sociedad en una “normalidaddonde la lógica que se impone es de ruptura con las tradiciones y prácticas sociales y laborales comunitarias.

Tradiciones comunitarias, especialmente desestructuradoras de los denominados Servicios Públicos (gestionados por el Estado y sus distintos poderes locales, autonómicos…), que desmantelan la red de protección social que el “capitalismo de los 30 gloriosos años” construyó en el mundo rico occidental, como la manera de embridar a las clases asalariadas y “desclasarlas” para integrarlas en su sistema.

PROPUESTAS DE PRIORIDADES

En la CGT, lo laboral y social debe caminar de la mano. La crisis-estafa nos ha golpeado sobre todos los aspectos de nuestra vida, nos han quitado tantos Derechos y Libertades básicas que impiden a la mayoría social actual y a las generaciones venideras mantener y emprender proyectos de vida con un mínimo de dignidad. De ahí nuestra apuesta por la campaña “Por lo Público, Por lo Común”, que también es posible denominar “Por lo Colectivo” o “Por lo Comunitario”, según sea más entendible, pues para nosotr@s significa lo mismo, y que acordamos en una Plenaria Confederal por mandato expreso del Congreso de Iruña de Abril de 2016.

La transversalidad de esta campaña define muy bien cuáles han de ser nuestras líneas de actuación en los próximos años, pues abarca todos los aspectos en los que nos jugamos la construcción de un nuevo modelo de sociedad, en lo laboral y en lo social.

En ella reivindicamos Derechos como:

- Tener una Sanidad universal y de calidad.

- Acceder a una Enseñanza pública, laica y de calidad.

- Unas Pensiones públicas suficientes al acabar nuestro ciclo laboral.

- Disfrutar de las Energías necesarias para la vida (luz, agua, gas…)

- Una Vivienda en condiciones dignas de habitabilidad.

- Ser Cuidados y Cuidadas cuando nos hagamos Dependientes, por edad, enfermedades y muerte digna, etc…

- Transportes públicos accesibles, seguros y confortables.

- El acceso a la Universidad, a la Cultura y a la Investigación de manera universal.

- Disfrutar de unas ciudades y pueblos limpios, con parques y jardines bien cuidados y de un medio ambiente saludable.

- Unas Comunicaciones eficientes y una Información veraz e independiente.

- Un empleo estable en condiciones laborales dignas.

- Una Renta Básica que garantice la supervivencia de las personas y termine con el trabajo asalariado como una condena y no como una opción.

También Libertades básicas como:

- El derecho de Huelga, de Reunión, de Expresión, de Manifestación, en definitiva volver a legitimar el derecho a la Protesta en toda su extensión.

- La AMNISTÍA SOCIAL a todas las personas encarceladas, encausadas, despedidas, multadas, etc… por luchar. Basta ya de represión en todas sus vertientes.

- No ser discriminad@s por razones de género, raza, ideología, religión, orientación sexual, etc…

Y también de forma prioritaria defenderemos:

- La derogación del Artículo 135 de la Constitución.

- La derogación de las 2 Reformas Laborales últimas.

- La derogación de las leyes MORDAZA.

- La desvinculación de los llamados Tratados Internacionales de Libre Comercio (TTIP, CETA, TISA).

- La lucha contra los Despidos Colectivos en todas sus modalidades.

- La lucha contra la Precariedad Laboral.

Como objetivo claro de la CGT está la recuperación de todo lo que se ha privatizadoa lo largo de los años, en el ámbito estatal, autonómico y municipal, porque ello también incide directamente en repartir la riqueza con mucha más equidad.

No queremosestatalizar” la vida sino caminar hacia la Autogestión de la sociedad, a través de la participación directa de las personas usuarias y trabajadoras en la gestión de todos los Servicios Públicos básicos, porque son Derechos esenciales de todas las personas para la vida.

Por otra parte, nuestras propuestas reivindicativas pretenden también unificar luchas parciales que llevamos desarrollando desde siempre, a la vez que transversalizarlas para que se impliquen todos los sectores sociales. Las personas trabajadoras con empleo asalariado, debemos, además de defender las condiciones laborales en el seno de nuestras empresas, asumir estas luchas como propias con la misma intensidad y preocupación, pues nos afectan absolutamente, en lo individual y en lo colectivo. También las personas trabajadoras en situación de desempleo deben participar en estas luchas pues les afectan fundamentalmente.

El reparto de la riqueza sigue siendo la asignatura pendiente, cada vez más. El espejismo de la recuperación económica, no lo es para unas élites financieras y empresariales que están acumulando cada vez más riqueza en menos manos, mientras grandes capas sociales viven en la pobreza (alrededor de un 25% de la población) independientemente de que tengan o no un empleo. En esto se resume el gran atraco social que han llevado a cabo con la crisis-estafa, la desposesión generalizada de las rentas de la mayoría, y, por supuesto, de los Derechos y las Libertades sociales. Identificarlo es fundamental para saber con claridad donde está nuestra batalla.

Para conseguir estas ambiciosas reivindicaciones, es evidente que ya no valen sectarismos de organización, ni posturas aislacionistas. Es imposible pretender cambiar el modelo de sociedad en solitario. Debemos confluir con las gentes y organizaciones que se declaren a favor de estas propuestas, sumando voluntades diversas pero que vayan en la misma dirección. Debemos convocar movilizaciones en defensa de estas reivindicaciones, junto a las organizaciones con las que trabajamos cotidianamente, sobre todo en los ámbitos locales, para ir construyendo una Gran Movilización estatal que sirva de soporte para realizar grandes cambios como los que proponemos.

ACCIÓN SOCIAL

Como ya hemos dicho, la acción social y la acción sindical de la CGT, tienen que trabajar de manera coordinada para dar una respuesta integral a los problemas, las dinámicas de trabajo de una secretaría compleja y diversa como la acción social, tienen que estar estrechamente relacionadas con la formación y la acción sindical, en un trabajo transversal que globalice las luchas con las que respondemos a la globalización capitalista neoliberal.

La acción social abarca un amplio abanico de luchas y temáticasrelacionadas tanto con el mundo laboral como con los problemas de la ciudadanía en su vida cotidiana. Así la lucha por un nuevo modelo energético que prime las energías renovables y la racionalización y optimización de la energía disponible a un precio asequible para esa mayoría de la población que tiene dificultades para cubrir las necesidades básicas de subsistencia, tiene que ir unida a una lucha por la eliminación de la energía nuclear y de los combustibles fósiles que amenazan gravemente el clima y la supervivencia del planeta, en este sentido, la CGT seguirá peleando en solitario y/o con las plataformas y colectivos sociales que plantean esta lucha desde premisas coincidentes o afines con nuestros planteamientos.

Por otra parte, en los últimos 3 años hemos asistido al incremento de los flujos migratorios desde los países del sur, empujados por las políticas depredadoras del capitalismo global, encarnadas por la acción de las multinacionales en los países subdesarrollados que arrasan los territorios y contribuyen a su degradación con actuaciones de expolio y explotación, lo que provoca guerras y catástrofes medioambientales y destruye los medios de subsistencia de sus poblaciones, las cuales se ven obligadas a desplazarse para sobrevivir.

El drama de las personas refugiadas que huyen de la guerra, y las políticas de la UE que se blinda para impedir su entrada y externaliza la gestión de sus fronteras, firmando acuerdos con países en los que no se respetan los derechos humanos (acuerdo Italia-Libia y acuerdo UE-Turquía, FRONTEX, etc...). Ello propicia un peligroso discurso xenófobo que alimenta el ascenso de la extrema derecha en Europa. La CGT debe seguir trabajando y apoyando las acciones de denuncia y de exigencia del cumplimiento de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos, que desde los movimientos sociales y plataformas se están promoviendo.

La intensa represión que se ejerce hacia las personas activistas que defienden las justas reivindicaciones de la ciudadanía en defensa de derechos fundamentales (libertad de expresión, manifestación, derecho de huelga efectivo, etc…) pone de manifiesto la voluntad de la clase política, fiel servidora de los poderes económicos que ejercen el poder en la sombra, de disciplinar mediante el miedo a las clases populares. La CGT debe luchar con todos los medios a su alcance en defensa de las libertades y contra la represión, apoyando también las luchas que los distintos movimientos sociales antirrepresivos ponen en marcha y con los que nos une una misma visión de la realidad autoritaria que vivimos en el estado español.

Si hay una temática que atraviese transversalmente las áreas de trabajo de acción social, sindical, mujer, formación e internacional, esa es la lucha contra los mal llamados Tratados de Libre Comercio (TLC). Desde hace dos décadas la UE ha estado diseñando la normativa, directivas… de lo que denominamos “la arquitectura de la impunidad”, con el fin de dar cuerpo a una estructura económica perfectamente delimitada para servir los intereses de los grandes poderes económicos, (Poder financiero y Transnacionales).

La puesta en marcha por parte de la UE de una serie de Tratados de Comercio e Inversión con países del norte global (EE.UU, Canadá, Japón, etc…), puso el foco de atención de los movimientos sociales, medioambientales, sindicales, etc… en esta problemática que, desde los poderes económicos neoliberales, incluida la UE, se estaba llevando a cabo con los países del sur desde hace 2 décadas.

El impacto que supone la puesta en vigor de estos Tratados (TTIP, CETA, TISA, JEFTA, UE-MERCOSUR, etc…) en los derechos laborales, sociales y medioambientales, en definitiva, en las vidas de la mayoría de la población europea, ya se está haciendo notar en toda la normativa laboral que desde hace más de una década (las 2 últimas Reformas laborales) ha desregularizado el mercado laboral, y ha bajado los estándares sociales a niveles que nos retrotraen a tiempo pasados, preparando el terreno para el encaje de los TLC en la normativa del estado español.

· La puesta en vigor provisional del CETA, desde el 21 de septiembre, incide directamente en la línea de flotación de las luchas sindicales, especialmente en el recorte del derecho de huelga y en la imposibilidad de revertir las externalizaciones en los Servicios Públicos, a través de la entrada en vigor de la lista negativa que contiene este Tratado.

· La negociación del TISA continúa a buen ritmo. Este peligroso tratado que afecta a los Servicios Públicos y se negocia con el pretexto de expandir el comercio internacional de servicios, en realidad pretende eximir, a las corporaciones proveedoras de servicios transnacionales, de las diferentes regulaciones nacionales y locales, ya que las consideran onerosas e innecesarias. Así pues, el acuerdo está diseñado también para abrir a la fuerza los servicios públicos a la participación comercial.

Es importante que la CGT establezca una estrategia de lucha coordinada desde todos sus entes, en el ámbito laboral y en el social, perfectamente coordinados, para dar respuesta y enfrentar un ataque de esta magnitud.

Se hace urgente y necesaria la formación de las delegadas y delegados de CGT en el entramado de la normativa que fluye desde la UE, especialmente de la Comisión Europea, en materia económica, fiscal y de normativa laboral.

La complejidad de la acción social de la CGT, por la cantidad de luchas diversas que contempla (vivienda, antimilitarismo, autogestión, exclusión social, renta básica, migración y refugiadas, antirrepresión, ecología…), hace que sea necesario dotarlas de los medios humanos suficientes para su eficaz funcionamiento. Por ello desde las Secretarías de Acción Social, locales o territoriales, se podrán organizar áreas de trabajo, dependientes de la secretaría, con equipos de personas que se comprometan a desarrollarlas, para que su acción sea eficaz y sostenida en el tiempo.

ACCIÓN SINDICAL

Priorizar, cuando sea pertinente, huelgas y otras formas de acción colectiva y acción directa como medio para resolver situaciones de agresión en beneficio nuestro.

Aunque nuestros estatutos remarcan que la CGT apuesta por la acción directacomo medio para resolver situaciones a favor de los intereses de los trabajador*s, la realidad es que una buena parte de situaciones y conflictos se canalizan por las vías que actualmente permite la legalidad: denuncias a inspección, demandas, etc. Esto limita nuestra capacidad de auto-organización y lucha en 2 aspectos.

· Por una parte, delega en especialistas (los y las letradas) nuestra capacidad de plantear acciones.

· Por la otra, el potencial de nuestra confrontación depende de unas reglas del juego que no fijamos nosotr@s sino nuestros enemigos, el Estado, las administraciones y los empresarios.

Pensamos que, sin renunciar a acciones de ámbito jurídico y administrativo, desde la organización hagamos un esfuerzo por fortalecer (y retomar donde sea necesario) otras formas de lucha basadas en nuestra propia capacidad de acción. En definitiva, la acción directa. Esto comporta que, como complemento a estas acciones administrativas, planteemos también movilizaciones, escraches, bloqueos, acciones desobedientes, ocupaciones, paros y huelgas, campañas públicas de denuncia, etc. Evidentemente estas acciones y activismo deben realizarse partiendo de la realidad y la autonomía del ente en el marco del que se lleve a cabo.

Por todo ello proponemos las siguientes medidas concretas:

- Incorporar en las sesiones de formación de delegados/as y afiliados/as contenidos que vayan más allá de los procedimientos legales e incluir conocimientos y discusión de formas de acción directa, compartir experiencias de acciones en la calle de distinto tipo, asamblearismo, etc.

- Intentar priorizar las respuestas de movilización a acciones estrictamente legales. Esa ley no es nuestra ley, es la Ley del Estado y el capitalismo que representa. Es, por lo tanto, tan solo el primer paso y no marca nuestro límite. Siendo conscientes de la dificultad de aplicar siempre este punto, debe instaurarse una cultura de la movilización por encima de una de la gestión burocrática de situaciones. El recurso a letrados/as debería ir acompañada, siempre que sea posible, de acciones de presión a partir de nuestra propia acción directa.

- Para la realización de movilizaciones, y de otras formas de acción directa, es imprescindible revitalizar la solidaridad y el apoyo mutuo dentro de la organización, que deberá dinamizar sus mecanismos orgánicos para concretarlo. Eso comporta que los entes que promuevan acciones contemplen también la conveniencia de la solidaridad y la soliciten al resto de la organización.

- Avanzar hacia la consolidación del centro productivo como núcleo de nuestra acción sindical, superando las divisiones entre empresas que fragmentan a los/las trabajadoras, etc.

Una acción sindical que escape de las vías institucionales de la gestión de los ámbitos laborales es la base para fortalecer un sindicalismo de lucha, que huya de la concertación y busque imponer los intereses de los trabajador*s sobre los de la burguesía. Para ello es necesario replantear algunos aspectos de nuestra acción sindical, definiendo la movilización y la confrontación como prioridad.

En el actual contexto de fragmentación del mercado laboral, hemos visto como la introducción de ETT’s y empresas externas introducen muchas diferencias entre los trabajador*s de un mismo centro productivo, sea una industria, un centro educativo, un transporte, etc. Es frecuente ver como el personal de limpieza, el personal de restauración, la atención telefónica, etc. dependen a menudo de diferentes empresas a los de la empresa matriz, responden a distintos convenios colectivos y en general tienen condiciones laborales muy disímiles. Esto ha ido conllevando que en muchos casos desde CGT hayamos estructurado nuestras secciones sindicales en función de esta realidad, a partir del NIF del pagador y no tanto a partir del centro productivo donde trabajamos. También es cierto que en algunos casos, como por ejemplo en el sector ferroviario, se han buscado formas para revertir esta situación y cohesionarnos como trabajador*s. Y, de hecho, en los debates y acuerdos de la Conferencia Sindical de Jerez (2014) se reconoció también esta problemática.

Por ello, ante esta realidad, la CGT fomentará espacios de organización comunes entre todos los trabajadores/as de un mismo centro productivo, buscando como superar la fragmentación entre empresas y convenios. Desde el respeto de las distintas realidades y las competencias de los diferentes sindicatos, se buscaran fórmulas para conseguir allí donde ya tengamos presencia sindical.

RENTA BÁSICA DE LAS PERSONAS IGUALES (RBis)

Desde hace un tiempo, el capitalismo y sus ideólogos, varios países europeos, agencias de calificación financiera, partidos políticos e incluso algunos sindicatos del régimen, están valorando la idea de establecer rentas mínimas o básicas con el fin de “sujetar el consumo” y mantener así el sistema, cuando ya saben a ciencia cierta que el mito del “pleno empleo” es una quimera imposible, más aún con la vertiginosidad que avanza la tecnología electrónica y la robótica. De tal forma que hay diversas propuestas en ese sentido desde quienes pretenden apuntalar el sistema capitalista, las cuales nada tienen que ver con la que proponemos. La nuestra es una herramienta para la transformación social, elaborada desde hace más de 20 años por los movimientos sociales que plantean un camino hacia la auto organización de la sociedad.

La RBis es una propuesta que se ha ido fraguando desde los movimientos sociales que trabajan contra la pobreza, la precariedad y la exclusión social. Como tal, se trata de una propuesta que habría venido a concretar cómo en la práctica el derecho de toda persona a recibir una renta individual, universal, incondicional y suficiente para vivir dignamente, puede ser una herramienta de transformación social y de lucha desde una concepción libertaria y, por tanto, anticapitalista.

En resumen, se trata de una propuesta que, inspirándose en la exigencia igualitaria,

 “Dejemos atrás las formas ambiguas que dicen:

derecho al trabajo oa cada uno el producto íntegro de su labor.

Nosotros proclamamos el derecho al bienestar, el bienestar para todos” (Kropotkin)

plantea la necesidad de implementar medidas de reparto de la renta sin condiciones, que asegure y haga efectiva la autonomía y la libertad de las personas, frente al estado y al mercado, como cabría esperar del hecho de asegurar colectivamente el derecho de toda persona a una vida digna.

Al mismo tiempo, esta medida de reparto de la renta (de la riqueza) debe a su vez servir (frente a otros modelos y propuestas de renta básica que pretenden resolver simplemente el problema de pobreza severa o extrema dentro del sistema capitalista), para una fuerte reducción de la capacidad de ejercer el poder y determinar la vida de las personas por parte del Estado, a través de un modelo de intervención social cada vez más basada en la caridad asistencial subordinada a los intereses del mercado. Con ello se crean nuevas posibilidades para la construcción, desde abajo, de otros modelos de sociedad alternativas (autogestionarias, comunitarias, sostenibles, sin dominación, etc.).

La RBis debe ser financiada a través de un sistema impositivo verdaderamente progresivo, que grave el enriquecimiento y no el empleo, como condición para la reducción en los mismos términos del poder para determinar la vida de las personas por parte de las clases empresariales.

En este sentido, la RBis no se caracteriza por la exigencia de una nueva prestación social o de un subsidio para pobres, sino la de imponer al Estado y a las élites económicas un nuevo derecho social universal que contribuya a hacer efectivo el derecho a una vida digna, desde una perspectiva que contribuya a hacer real el derecho de las personas a decidir cómo quieren vivir, a definir colectivamente qué y cómo debe entenderse por trabajo socialmente útil, la forma en la cual ese trabajo debe reconocerse y repartirse equitativamente.

Este derecho social se concreta de la siguiente forma:

- Se trata de un derecho individual: en el sentido de que a diferencia de la mayoría de las prestaciones sociales asistenciales y ayudas destinadas a paliar los efectos del empobrecimiento, no está destinado a la unidad familiar, sino a garantizar la emancipación y la autonomía de las personas. Con sus necesarias implicaciones en el campo de la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres, y la discriminación en función de la edad de jóvenes y mayores.

- De un derecho que es al mismo tiempo universal: en la medida en que es un derecho igual para todas las personas que habitan en el territorio. Lo cual contribuye a eliminar el enorme dispositivo burocrático administrativo, público y privado, ligado al control y la represión que son ejercidas a través de los servicios sociales en la actualidad, sobre la población empobrecida.

- De un derecho incondicional: en la medida que no requiere de ningún requisito para ser reconocido, ni puede exigirse ninguna contraprestación a cambio. Lo cual, refuerza la idea anterior de eliminar los mecanismos y dispositivos de contención social desplegados en las últimas décadas por el Estado en estrecha colaboración con el mercado para paliar los efectos de la desregulación del mercado de trabajo y desmantelamiento de los derechos sociales (políticas activas de empleo).

No obstante, para que lo enunciado hasta ahora pueda ser efectivo resulta importante tener en cuenta 2 cosas:

1) El importe de la RBIS ha de ser suficiente para que las personas puedan satisfacer al menos las necesidades básicas materiales. Por ello la cuantía debe fijarse en torno al 50% de la renta per cápita. Partiendo de una concepción libertaria de la condición humana basada en la auto-organización y al apoyo mutuo, se debe entender en este sentido la enorme capacidad de trabajo y creatividad que quedaría liberada del mercado de trabajo capitalista y de la influencia del Estado, que pasaría a estar disponible en la sociedad para ser empleada desde la autonomía en la mejora de las condiciones de la reproducción de la vida (reconstrucción de los lazos comunitarios, construcción de comunidades y modos de vida ecológicamente más sostenibles, etc.) desde los cuales incidir en procesos sociales de salida del sistema capitalista.

2) Fondo Comunitario de la RBis. En la medida en la cual, este derecho debe contener en sí mismo los cimientos del tipo de sociedad al cual pretende servir para crearla. La propuesta contempla la creación de un Fondo Comunitario dotado con el 20% de los fondos destinados a la RBis (de forma que las personas perciben individualmente el 80% de la RBis restante) para que por barrio, distrito o pueblo y, al margen de la administración del Estado, las personas puedan, a través de asambleas y la democracia directa, determinar cómo cubrir sus necesidades básicas colectivas. En la medida en que la satisfacción de estas necesidades puedan ir siendo asumidas por las comunidades de una forma cada vez más independiente respecto del Estado y del mercado, el importe del Fondo Comunitario de la RBis podría ir aumentando hasta el 100% de la RBis. Entendiendo que se habría podido alcanzar otras formas de propiedad comunal, comunitaria o colectiva, que es posible ser administrada a través de fórmulas autogestionarias.

La RBis no es un fin en sí misma, ni una medida más para hacer soportable la miseria en el sistema capitalista. Se trata de una propuesta que nace desde abajo y para las de abajo, con la intención de que sirva, junto a otras muchas propuestas, como una herramienta más para la lucha social. En este sentido, se debe entender que la RBis es una herramienta que en la forma de derecho social sirve para apuntalar las mínimas condiciones materiales para que sea posible desde la igualdad y la autonomía –derecho a no ser explotadas o condenadas a la marginación, la pobreza y la exclusión social– experimentar nuevas formas alternativas de vivir en comunidad. De defender el derecho al trabajo desde la autonomía frente al mercado y al Estado, a través de la lucha por el reconocimiento y el reparto equitativo de todos los trabajos productivos y reproductivos socialmente útiles y medioambientalmente sostenibles y la eliminación de todos aquellos empleos socialmente inútiles (mayoritariamente destinados al control social y la acumulación de riqueza y poder, sin ningún escrúpulo ante la destrucción de la naturaleza que ello supone).

Por ello CGT asume la RBIS como Acuerdo Confederal de reivindicación y de línea de trabajo.

SOBRE LAS SECCIONES SINDICALES

Cada vez con más frecuencia vemos cómo personas que no forman parte de la plantilla de las empresas participan en las decisiones de las Secciones Sindicales que CGT tiene en éstas. Nos hemos encontrado incluso situaciones tan surrealistas como una Sección en la que la mayor parte de sus componentes no trabajan en la empresa, y sin embargo pueden decidir la acción sindical de CGT en dicha empresa, la negociación colectiva, cuáles son las reivindicaciones de l@s trabajador@s, etc.

Tanto las personas que ya no tienen relación laboral con las empresas, como quienes nunca la han tenido, están participando y decidiendo en cuestiones que nos les afectan como podría ser la convocatoria de una huelga o la firma o no de un convenio.

Por lo que: Las Secciones Sindicales estarán integradas exclusivamente por las personas que tengan relación laboral con la empresa, y quienes habiendo sido despedidos/as hayan impugnado su despido, mientras legalmente exista la posibilidad de volver a la plantilla de la empresa.

Lógicamente, también pueden formar parte de la Sección Sindical quienes tengan una relación laboral aunque la empresa pretenda no reconocerla.

NUESTRA LUCHA FEMINISTA

Queremos acabar con este sistema capitalista opresor que utiliza el patriarcado como mecanismo de control perverso para enriquecerse. Nos definimos desde un feminismo revolucionario, que rompe con la tradición feminista legalista o que no reconozca la conciencia de clase.

Para nosotras, el feminismo que perseguimos, es un feminismo de clase, lo llamamos Anarcofeminismo. Y en esta etiqueta, cabemos muchas personas obreras, proletarias, trabajadoras y desempleadas, convencidas de que otro mundo es posible, donde la riqueza no nos defina ni cosifique. Donde lo que nos defina sea nuestra libertad de ser como queramos ser, sin dios, ni amo, ni patria, ni marido.

El patriarcado bajo el pensamiento heteronormativo que denunciamos, se traslada muy hábilmente a los ámbitos sociales, laborales y personales. Y por eso, debemos señalarlo incluyendo al feminismo en nuestros acuerdos como nuestras señas de identidad, para que no nos pasen desapercibidos los machismos, las homofobias, tras o bifobias y sus violencias, y por ende, la organización social de la vida privilegiando al hombre y su heterosexualidad.

Se incluye a la par la ecología como seña de identidad de nuestras luchas, de nuestra acción sindical y social, porque feminismo y ecología van a la par, poniendo en el centro de nuestras prioridades la vida humana y no humana. La ecología denuncia la guerra que el ser humano le ha declarado al medioambiente en el que habita, expoliando todos sus recursos, sin comprender que el tiempo y el medio en el que habitamos no nos pertenece, lo transitamos.

Nuestra organización se compromete a que, de forma progresiva, se adapten todos los espacios, metodologías y materiales que utilicen temporal o permanentemente los diferentes entes de nuestra organización para que sean accesibles a todas las realidades personales de nuestra afiliación y simpatizantes por una parte, y por otra, que se procure "desexualizar" los espacios, metodologías y materiales.

El sistema de dominación patriarcal se basa en la supuesta diferenciación sexual de los cuerpos para establecer dos categorías binarias y excluyentes: hombres y mujeres, y justificar la desigualdad entre las personas etiquetadas en esas categorías justificando la explotación de los unos sobre las otras (por falta de fuerza física, preparación intelectual, moral… en fin, a lo largo de los siglos, han desfilado muy diversas a la par que aberrantes justificaciones). Ante todo esto, hace tiempo que la CGT ha desarrollado acuerdos específicos para luchar contra esta lacra que afecta a más de la mitad de la población, y que se suma al resto de explotaciones que como trabajadoras recibimos también.

Explicar todas y cada una de las consecuencias que este sistema patriarcal tiene sobre la vida de cada una de las mujeres sería demasiado extenso, de modo que señalaremos las más significativas y visibles, pero sin olvidar las violencias simbólicas, históricas y estructurales que también recibimos:

· Dificultad en el acceso al empleo

· Empleos precarios en sectores como el trabajo doméstico

· Contratos temporales y/o a tiempo parcial

· Diferentes condiciones de trabajo por razón de género

· Brechas de género en salarios, puestos de responsabilidad, reparto de cargas familiares, participación en el trabajo no remunerado, repercusión en el empleo de la existencia de hijos, etc.

· Incumplimiento Ley 3/2007

Resumiendo mucho, desde otros modelos ideológicos, se nos invitó a participar en los sistemas de producción para alcanzar la justa aspiración a no ser explotadas y consideradas en igual condición que nuestros compañeros, los hombres. Sin embargo, vemos que ni las leyes actuales, ni nuestro acceso a la formación y empleo han logrado la igualdad de trato y oportunidades. Esta lucha no es solo contra el capital. Si bien al contrario, seguimos siendo mano de obra barata fuera de nuestros hogares y gratuita dentro de ellos. El acceso al empleo de las mujeres les supone una doble jornada y una pérdida de tiempo y desconexión con las redes sociales de apoyo que tenían en las comunidades.

En CGT, como organización anarco-sindicalista, ratifica su compromiso firme y explícito con la subversión eco-feminista de la economía en todos los ámbitos de actuación.

· Desde la convocatoria de Asambleas, Plenos, Actividades y Formaciones en horarios que sean compatibles con la vida y los cuidados de las personas dependientes que tenemos o vamos a tener a lo largo de nuestra vida, a nuestro cargo.

· Establecer marcos de negociación colectiva que pongan en el centro de las prioridades la sostenibilidad de todas las vidas. Explicando a las empresas que desde nuestras señas de identidad anarco-sindicalistas nos gustaría y luchamos por ello, unas relaciones entre las personas que no tuvieran que verse sometidas a intercambios comerciales de ningún tipo y que, por lo tanto, la explotación laboral no existiera, y que desaparezcan las relaciones de trabajo sometidas a las leyes del mercado y que dejen paso a la autoorganización y la autogestión.

· Que la organización abra líneas de estudio, debate y formación que pongan en el centro de nuestras prioridades la sostenibilidad de todas las vidas, promoviendo grupos de discusión, elaborándo dosieres formativos y promoviendo la formación de todas las personas de la organización en esta línea.

USO INCLUSIVO DEL LENGUAJE

Consideramos muy positiva la incorporación del uso del lenguaje no sexista en nuestra organización, y sin embargo algunas personas nos han comentado que se les pasa por alto, se olvidan. Otras personas, comentan que no se les ocurren maneras de nombrarnos o que incluir el femenino y masculino inclusivos, o utilizar la “@” o la “x” les resulta farragoso o pesado. Para avanzar en el uso del lenguaje inclusivo, que no discrimine a las mujeres, iremos usando progresiva y generalizadamente el femenino en el género al referirnos a todas las personas.

Seamos revolucionariamente creativas y subvirtamos el lenguaje que nos cosifica, discrimina e invisibiliza, todas a una

LA SOBERANÍA SOBRE NUESTROS CUERPOS Y NUESTRAS VIDAS

Defendemos el derecho de las personas a decidir sobre su cuerpo y su futuro, si desean o no una maternidad o paternidad consciente. Es por ello que incluiremos en todas las campañas, movilizaciones y materiales elaborados para lo público, sanitario, educativo, jurídico y social:

- El derecho a la salud sexual, considerando la sexualidad como parte inherente de nuestras vidas y por lo tanto de nuestra salud. Queremos que la CGT defienda desde las campañas acordadas por lo público todos los servicios sanitarios correspondientes para garantizar la salud sexual. Y que se solicite incluir en las revisiones de empresa       º las revisiones ginecológicas y urológicas preventivas correspondientes a cada tramo de edad e incluyendo todas las sexualidades LGTBIQ+.

- El derecho a la educación sexual en la educación pública, desde la infancia y en especial durante toda la escolaridad obligatoria, transversal, promoviendo un modelo de coeducación.

- El derecho al aborto libre, seguro, gratuito y en los Servicios Públicos. No olvidemos esta reivindicación en las campañas por lo público que se hagan por parte de nuestra organización. En el estado autonómico, existen autonomías que objetan este derecho, lo que limita el acceso de las mujeres a abortar.

- Que desde la CGT, en sus materiales, no se utilicen más imágenes de mujeres sexualizadas y cosificadas. Podemos romper con las dictaduras de los cuerpos normalizando la diversidad de cuerpos, tallas, orientaciones del deseo, sexualidades y modelos de organización.

¡Nuestros cuerpos y nuestras vidas, nos pertenecen!

¡Libres nos queremos!

CGT Y JUVENTUD, ESTRATEGIAS, RELEVOS, NECESIDADES

El sindicalismo en general, y el anarcosindicalismo en particular, necesitan que la juventud se acerque a sus organizaciones, ya sea obrera, estudiante, precaria, desempleada, rebelde o incluso la sumisa y aborregada.

Es más que necesario plantearse alternativas y acciones que se encaminen para resolver este tema, analizar sus causas y hacer propuestas, algunas son:

1º.- Que se inicie una Campaña Confederal, descentralizada, por territorios y con sus diferentes lenguas, de “CGT, un Espacio Libertario para la Juventud”, con sus materiales diversos y variados, mas esencialmente realizados por la juventud, que revelen e indiquen sus problemáticas, inquietudes y propuestas, desde el ámbito anarcosindicalista y libertario en general.

2º.- Que esta campaña, sea consensuada antes, por las asambleas de CGT en sus distintos ámbitos y Entes, para NO malgastar los recursos colectivos, propiciando encuentros de juventud, sin exclusiones, en sus espacios próximos, como pueden ser los SOV Locales o las Territoriales, a modo de chequeo previo e interno, para generar el debate necesario de la juventud y su autogestión propia.

3º.- Que se destinen recursos, para que estos encuentros, reuniones y lo que esta Juventud Libertaria plantee, pueda llevarse a cabo. Que pueda ser expansiva a Universidades, mundo estudiantil, Barrios Obreros, espacios marginales, dando sentido a nuestro concepto multicultural, multirracial y transversal.

ECONOMATOS LABORALES, Y MEJORAS EN LOS COMEDORES DE EMPRESA

La CGT impulsará en sus ámbitos de influencia, la creación de Economatos Laborales, Agroecológicos y de Proximidad, como mejora social, intentando su autogestión por parte de l@s trabajador*s.

Así mismo, la Confederación hará un esfuerzo para que en los centros de trabajo donde hay comedores laborales, la comida en ellos servida, sea de cercanía y, a poder ser, con criterios ecológicos como forma de extender la Soberanía Alimentaria y la calidad en la alimentación servida.

DIFUSIÓN ROJO Y NEGRO

La CGT, mediante sus sindicatos sectoriales y territoriales, consultará a la afiliación de que manera quiere recibir el Rojo y Negro, fomentando con esta carta el uso de los medios digitales para la lectura de dicha publicación.

Del mismo modo, a la nueva afiliación se le preguntaría en el momento de afiliarle de que manera quiere recibir el Rojo y Negro.

Los plazos para enviar esa carta y tener actualizados los envíos del Rojo y Negro no deberían de demorarse más de 6 meses desde la fecha del Congreso.

Evidentemente, desde CGT siempre se tiene que respetar el hecho de que algunos sindicatos quieran recibir cierto número de Rojo y Negro‘s en papel para repartirlos por los centros de trabajo. Ese número de periódicos que se reciban tiene que ser actualizado y tener el compromiso firme de que son para su reparto y no para su acumulación.

SOBRE LOS ERES

Ninguna de las ponencias alcanzó apoyos suficientes por lo que sigue vigente en su totalidad lo aprobado en el XVI Congreso de Málaga.

SOBRE LA FORMACIÓN EN LA CGT

La ponencia planteada sobre los Cursos de Formación no obtuvo los apoyos suficientes, por lo que se mantiene vigente el acuerdo que sobre este tema se aprobó en el XVII Congreso celebrado en A Coruña, dejando claro que la formación que imparte CGT es siempre sin ánimo de lucro y con nuestros propios medios.

 

(*) Dada la imposibilidad (por horario) de comprobar las resoluciones finales, finalmente podría modificarse o incorporarse a estos acuerdos partes de alguna ponencia como la “Ponencia para aprobar un Protocolo de Actuación en Situaciones de Acoso en la CGT” o la de algún voto particular.

 

RESOLUCIÓN FINAL AL PUNTO 5

LA FORMACIÓN DE LA MILITANCIA Y LA AFILIACIÓN A LA CGT

Sobre la necesidad de cobertura y contenidos,

y la posibilidad de crear una Escuela de Formación

 

INTRODUCCIÓN

La formación ha sido y es una prioridad para cualquier organización libertaria, anarcosindicalista y, por tanto, lo ha sido y es una prioridad para la CGT. En este sentido, baste recordar los Acuerdos que ya tenemos aprobados en nuestros Congresos más recientes como el XIV Congreso de 2001 en Valladolid, el XV Congreso de 2005 en Valencia o en el XVII Congreso de la Coruña en 2013.

No vamos a repetir aquí dichos acuerdos, acuerdos que siguen en vigor y que se han ido desarrollando por parte de los diferentes Secretariados Permanentes del Comité Confederal, con la secretaría de Formación al frente, y también por el resto de entes de la CGT, teniendo muy claro que la formación no es algo que se trabaje y desarrolle durante un tiempo y para siempre, sino que la formación debe ser algo sistemático y permanente, especialmente entre la nueva militancia y afiliación que están engrosando las filas de nuestros sindicatos.

Dado el importantísimo componente ideológico de nuestro modelo sindical y social, la formación resulta imprescindible para poder aplicarlo y desarrollarlo con toda su amplitud.

Nuestra organización tiene sentido si su afiliación va incrementando la militancia con objeto de que la participación mayoritaria sea una realidad y las decisiones sean tomadas por el máximo de personas y esta militancia se produce, esencialmente, a través de procesos de formación y más concretamente de formación libertaria, ya que esa es la garantía de que el anarcosindicalismo siga siendo la seña de identidad de la práctica sindical y social de nuestra organización. No basta con que nuestros estatutos recojan que somos una organización libertaria, anarcosindicalista, sino que es preciso que su militancia comparta dichos planteamientos y ello porque estamos convencidos que es desde el movimiento libertario desde donde se producen los cambios y transformaciones sociales que merecen ser llamadas así.

¿Para qué queremos ser muchas las personas que formamos la organización si nuestro modelo sindical y nuestras prácticas no responden al modelo anarcosindicalista y libertario?

No podemos ser un sindicato pretencioso, no podemos pedir a la nueva afiliación que conozca los principios básicos del anarcosindicalismo, aunque debe ser su obligación el llegar a conocerlos. La mayoría de l@s trabajador*s que se afilian a la CGT lo hacen fundamentalmente en el convencimiento de que uno de los rasgos clásicos de esta organización es la HONRADEZ, tratando de hacer recordar a l@s nuev@s compañer@s los principios clásicos que nos caracterizan: Asambleísmo-Federalismo, Apoyo Mutuo y Acción Directa. Son principios que se ratifican en todos nuestros Congresos.

El Asambleismo Confederal en cualquiera de sus ámbitos: Sindicato, Federación Local, Comarcal, Territorial, debe respetar los Acuerdos de Congreso que se han tomado por la Organización. Una Asamblea de Sindicato o un Comicio Confederal, ya sea un Pleno Territorial o Estatal, nunca podrá tomar decisiones que vulneren Acuerdos de Congreso, siendo esto una premisa fundamental del Federalismo Confederal y del anarcosindicalismo.

En los enlaces que se aportan al final de este punto, se remite a los acuerdos congresuales referidos.

De lo que se trata ahora con es de concretar y clarificar algunos de dichos acuerdos, para poder ser llevados más adecuadamente a la práctica. Así, releyendo dichos acuerdos, detectamos como no puede ser de otra manera, las enormes implicaciones/interrelaciones que tienen entre sí las Secretarías de Formación, de Comunicación, de Jurídica, de manera que la formación se convierte en una secretaría transversal que impregna a estas otras secretarías y, al mismo tiempo, detectamos que desde la Secretaría de Acción Sindical, Social, Mujer, Internacional… se hace también formación y viceversa.

En este mismo sentido, detectamos que los puntos del orden del día abordados en los anteriores Congresos que hemos mencionado, unen como un todo el proyecto de formación, comunicación y cultural de la CGT.

Actualmente, bajo la Secretaría de Formación, aglutinamos tres grandes áreas:

1.- La Escuela de Formación Confederal

2.- La Comisión de Memoria Libertaria

3.- El Ateneo Confederal

Se trata de seguir desarrollando esas áreas, teniendo también muy claro que la formación se ejerce desde muchos más ámbitos que están interconectados.

De esta manera, interpretamos como formación parte del trabajo del Gabinete Jurídico Confederal (adscrito a la Secretaría de Jurídica y creemos que ya consolidado y así reconocido por la práctica totalidad de la organización), cuando elabora las Guías Jurídicas Laborales, Antirrepresivas, Boletines Jurídicos o cuando participa impartiendo cursos y jornadas de formación sindical para toda la organización. Un Gabinete Jurídico Confederal compuesto por un equipo de profesionales de primer nivel, que se ha convertido con los años en todo un referente de estrategia unitaria en el enfoque de la acción jurídica-sindical para toda la CGT, y también para el resto de organizaciones sindicales y sociales.

Igualmente, el Gabinete de Estudios Confederal, a caballo entre la Secretaría de Jurídica y la Secretaría de Formación, cuando elabora informes y boletines informativos para toda la CGT. Un Gabinete de Estudios Confederales compuesto por un equipo de personas militantes con un bagaje de más de 150 boletines informativos a sus espaldas, que informan y forman a la militancia y afiliación.

De la misma manera, tenemos que interpretar mucha parte del trabajo del Equipo de Comunicación, con la Secretaría de Comunicación a la cabeza, compuesto por militantes y profesionales que desarrollan un importante trabajo formativo y de divulgación para romper el muro de silencio al que intentan someter a la CGT ante la sociedad, y que se nutre de realidades también ya consolidadas como son:

 El periódico Rojo y Negro (en papel y digital) absolutamente integrado en la vida confederal y asívalorado por la afiliación y resto de sociedad. Una herramienta que cuenta con una dirección y un importante elenco de colaboraciones.

 La revista Libre Pensamiento, otra herramienta bien valorada en su formato de papel y que precisaser más divulgado entre la afiliación y resto de sociedad, aunque se están produciendo progresos, mientras que su formato digital debe ampliar la oferta. Esta herramienta cuenta igualmente con una dirección y un consejo editorial y redacción importantes.

 La TV Rojo y Negro con sus diferentes programas ya en marcha.

 Las páginas webs (in.formacion; Memoria Libertaria; Libre Pensamiento; Chiapas, Ruesta…), las redes sociales, el Gabinete de Prensa Confederal… elementos todos ellos que contribuyen también al programa de formación y proyecto cultural de la CGT.

Por su parte, la Comisión Confederal de Memoria Libertaria configura otra realidad que desarrolla un importantísimo trabajo, inserto en el mundo memorialista de la sociedad, que es muy valorado por la organización y que cuenta con un equipo de trabajo y una coordinadora-responsable.

También el Ateneo Confederal es una herramienta que precisa fortalecerse, siendo muy grato reconocer el esfuerzo que están haciendo los diferentes entes de la CGT por constituir Ateneos Libertarios.

Ante este panorama que sin duda hay que seguir profundizando, podemos concluir que el proyecto Confederal, dispone de algunas herramientas ya consolidadas y alguna otra, como la Escuela Confederal de Formación, que precisa ser fortalecida.

SOBRE LA ESCUELA CONFEDERAL DE FORMACIÓN

En el XV Congreso de CGT en Valencia en 2005 aprobábamos la Escuela Confederal en los siguientes términos:

Que el Congreso apruebe la creación de la ESCUELA DE FORMACIÓN DE LA CGT. El centro de formación se ubicara ́ en la sede del Secretariado Permanente o donde sea más conveniente, y se conformara ́ con un equipo de trabajo lo más amplio posible y de, si fuese posible, un/a coordinador/a de la Escuela de Formación Confederal, adscrito a la Secretaría de Formación que es la responsable orgánica”.

Será en el Congreso de A Coruña en 2013 cuando a esta Escuela Confederal se le denomine “Eladio Villanueva”.

Está herramienta ya aprobada por la CGT, consideramos que precisa una nueva reflexión para dotarla de contenidos nuevos, consolidar el equipo de trabajo de personas militantes, formadoras, ponentes que la integren y todo ello mediante un coordinador/a que se inserte en la Secretaría de Formación.

Programa de contenidos: Estos contenidos podremos desarrollarlos a través de cursos, escuelas de verano, talleres, grabaciones…

Recogiendo lo que tenemos aprobado en Congresos anteriores, destacar que es preciso desarrollar cursos de formación ideológica, sindical, social, económica, laboral... para dar respuestas a las necesidades de formación inicial y básica, formación permanente, formación específica, formación de nuestr@s delegad@s, resaltando el código ético del que dispone este sindicato sobre el uso de los derechos sindicales.

A) Formación en las ideas, en el activismo y la militancia sindical y social.

· ¿Qué es CGT? ¿Por qué nos definimos como organización anarcosindicalista, libertaria, federalista, autogestionaria...?

· Estatutosde la CGT

· Acuerdos fundamentales de la CGT

· Estructura y funcionamiento de la CGT

· Señas de identidad propias del anarcosindicalismo en oposición al sindicalismo institucionalizado y pactista

· Historia del anarcosindicalismo, historia del movimiento obrero

B) Formación sindical. Formación técnica.

· La acción sindical: estrategias, movilizaciones, negociación

· Formación jurídico-sindical

· Formación social: globalización, internacionalismo, la deuda, migraciones, objeción fiscal...

· Relaciones laborales, representatividad sindical

· Salud laboral y siniestralidad laboral

· Legislación y la reforma laboral, derechos laborales, ERE, interpretación de convenios, agresiones y acoso laboral, discriminación en el trabajo por razón de sexo, ideológica, etnia...

· Sistema público de pensiones

· Derechos: educación, sanidad, cuidados, servicios públicos, seguridad alimentaria vivienda, cobertura social, información, libertad de expresión, contra la represión, por la desobediencia activa, por la igualdad de género, la emancipación de la mujer, multiculturalismo, movimiento okupa, derecho a la propia imagen, derecho a decidir sobre nuestro cuerpo y nuestra sexualidad, derecho a vivir en lugares distintos a los que hemos nacido, ...

· Formación específica sobre la puesta en marcha de proyectos autogestionarios y creación de cooperativas en empresas o empresas recuperadas.

· LOLS

· Estatuto de las y los trabajadores

· Inspección de Trabajo

· Elecciones sindicales.

· Desarrollo de asambleas en los centros de trabajo.

· Programa reivindicativo general y específico al sector

· Estrategias y técnicas de comunicación interna y externa

· Relación con los medios de comunicación

· Las nuevas tecnologías de la información, uso de las redes sociales

· Habilidades sociales, estrategias de participación

 + Metodología de trabajo: La pedagogía libertaria, interactiva, participativa, práctica, autodidacta.

Sin duda esta metodología contribuye a la formación de personas libertarias, antiautoritarias y esto no se logra más que aplicándola, viviéndola y somos muy conscientes de la amnesia que estos métodos tienen en la mayoría de los centros educativos desde infantil hasta la Universidad.

+ Personas ponentes y formador*s: Configurar un equipo estable con la participación de los ya existentes como Gabinete Jurídico, de Estudios, Memoria Libertaria, Libre Pensamiento…, resultando preciso ampliar este equipo e incorporar a nuevas personas militantes de las muchas que tienen tanto que decir entre nuestras gentes y colaboraciones.

+ Destinatari@s: La totalidad de la afiliación.

+ Materiales: Es preciso construir materiales nuevos junto a los ya existentes y que son muy importantes y conocidos en calidad y cantidad: videos, textos, boletines, programas de tv, revista, publicaciones confederales… Así mismo es preciso realizar un inventario de todo lo existente y apoyar la dotación de materiales básicos para una biblioteca en cada sindicato y ente confederal.

La CGT preparará un folleto básico, con lenguaje inclusivo, claro, sencillo y ameno, de información sobre qué es la CGT, sus principios, cuál es su funcionamiento, organización y señas diferenciadoras con el sindicalismo institucionalizado. También se prepararán folletos de formación sobre cuestiones específicas (el sindicalismo, el federalismo, el apoyo mutuo, la acción directa, etc.). Todos los materiales que edite la Escuela “Eladio Villanueva” se pondrán a disposición de la organización.

+ Desarrollo: Es preciso establecer una doble estrategia:

· Por una parte a través de una formación centralizada mediante cursos de formación de formador*s organizados desde la Escuela Confederal de manera que se produzca un efecto multiplicador para que podamos llegar con la formación a todos los rincones y entes de la CGT

· Y, por otra parte, en lo que sería una formación descentralizada, disponer de un equipo de formación con capacidad de impartir cursos en las diferentes territoriales de la CGT, desde que se soliciten.

Igualmente es necesaria la coordinación con el resto de Secretarías de formación de otros entes de la CGT, para que los objetivos de formación que tenemos previstos puedan llevarse adelante.

La Escuela realizará una encuesta entre la afiliación para detectar las necesidades de formación.

+ Potenciar la formación on-line: En este momento es muy importante desarrollar la formación a distancia (la formación on-line) dado que hoy existen tecnologías de la comunicación que lo permiten.

 

Enlace Acuerdos XVII Congreso (A Coruña, páginas 67–92)

http://cgt.org.es/sites/default/files/Acuerdos%20del%20XVII%20congreso%20confederal%20de%20la%20CGT-web.pdf

Enlace Acuerdos XV Congreso (Valencia, punto 6, páginas 1 a 22)

http://in-formacioncgt.info/juridico-sind/acuerdos-conf/congreso-15.pdf

Enlace Acuerdos XIV Congreso (Valladolid, páginas 45 a 49)

http://in-formacioncgt.info/juridico-sind/acuerdos-conf/congreso-14.pdf

 

RESOLUCIÓN FINAL AL PUNTO 6

ESTATUTOS

 

Tras la revisión de los acuerdos tomados por las distintas asambleas de los sindicatos de CGT sobre las ponencias de modificación de estatutos en los artículos 25, 32, 34, 36 y 46, sólo consigue ser aprobada por 2/3 del XVIII Congreso la modificación de la parte del artículo 34 referido a la cotización mínima, quedando de la siguiente forma:

Art. 34.- …

La cotización mínima se revisará anualmente por el Comité Confederal mediante acuerdo en las Plenarias Confederales

PUNTO 7

ELECCIÓN Y NOMBRAMIENTO DEL SECRETARIADO PERMANENTE

 

La elección a las distintas candidaturas presentadas para las Secretarías del Secretariado Permanente, Dirección de “Rojo y Negro”, Dirección de “Libre Pensamiento” y Coordinación del Proyecto Ruesta,  fue la siguiente:

Secretaría GENERAL: José Manuel Muñoz Póliz

Secretaría de ORGANIZACIÓN: José Aranda Escudero

Secretaría de ACCIÓN SINDICALSALUD LABORAL: Fco Tomás Rodríguez Guerrero

Secretaría de ADMINISTRACIÓNFINANZAS: Pablo Martín del Río

Secretaría de COMUNICACIÓN: José Manuel Fernández Mora

Secretaría de ACCIÓN SOCIAL: Rosa Ma Becerro Encinas

Secretaría de FORMACIÓN: Noelia Alarcón Hernández

Secretaría de RELACIONES INTERNACIONALES: Sandra Iriarte Massouard

Secretaría de MUJER: Pilar Castiñeira González

Secretaría JURÍDICA: Luis Fco Romón Honrubia

Directora del ROJO Y NEGRO: Francisca Arnau Martínez

Director de LIBRE PENSAMIENTO: Jacinto Ceacero Cubillo

Coordinador de RUESTA: Diego Ruiz Esteban

El XVIII Congreso de la CGT fue clausurado con la intervención del nuevo Secretario General, quien observó la enorme tarea que nos espera 

"Nuestro enemigo es el capitalismo.

Es a toda esa 'banda' a la que debemos y tenemos que enfrentarnos"

 

OTRAS ACTIVIDADES DESARROLLADAS DURANTE EL CONGRESO

 

EXPOSICIONES CHARLA HELENO SAÑA

INFORMACIÓN HUELGA GENERAL 8 MARZO

CHARLA DESIDERIO MARTÍN CONCIERTO

CARTEL XVIII CONGRESO CGT