Despido nulo del compañero de CGT en Nuevo Futuro

El Juzgado de lo Social nº6 de Murcia declaró nulo el despido del compañero Javier Rodríguez, que fue despedido por la empresa arbitrariamente alegando por parte de ésta “transgresión de la buena fe contractual”, así como “abuso de confianza en el desempeño de su trabajo.” Esta asociación gestiona dos pisos de acogida de menores cuya tutela ostenta la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

 

El Juzgado de lo Social nº6 de Murcia declaró nulo el despido del compañero Javier Rodríguez, que fue despedido por la empresa arbitrariamente alegando por parte de ésta “transgresión de la buena fe contractual”, así como “abuso de confianza en el desempeño de su trabajo.” Esta asociación gestiona dos pisos de acogida de menores cuya tutela ostenta la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

La sentencia es clara y rotunda: “Debo declarar y declaro Nulo el despido por vulneración de derechos fundamentales a la libertad sindical…”. Terminan así 10 años de impunidad por parte de esta empresa con tintes sociales que durante todo este tiempo se ha dedicado a cercenar los más básicos derechos de sus trabajadores, imponiendo la ley del silencio bajo amenaza de despido a cualquier trabajador que promoviera cualquier actuación sindical o fuera de su “ideario y filosofía”.

Así pues, quedan definitivamente desmanteladas cada una de las falsedades esgrimidas por el abogado de esta asociación, el laboralista Antonio Checa, que basó gran parte de la defensa en desprestigiar a la profesionalidad del compañero; algo que tanto para el fiscal (en sus conclusiones al término de juicio) como para la propia jueza, carecía de sentido ya que según ésta ha quedado demostrado que “el actor es un estupendo educador, al que incluso se le asignó o consintió…., por parte de la dirección de la asociación que se hiciera cargo de dos menores de distinto sexo con todo lo que eso conlleva , sin aumento de sueldo, siendo costumbre de la asociación asignar un niño del mismo sexo que el educador”.

Hay que destacar que la asociación sin a-ni-mo de lu-cro, en su auto de defensa se autocalifica como “empresa atípica” ya que “desarrolla actividad de acogimiento de niños en situación de riesgo” – debían pensar estas gestoras, que esa “atipicidad” la eximía de respetar los derechos laborales de los trabajadores-, en ningún momento del juicio mencionaron que para llevar esa caritativa labor reciben de la administración anualmente más de 600.000 euros (esto es, más de 100 millones de las antiguas pesetas por año).

Nos sentimos contentos y orgullosos de este triunfo, aunque no satisfechos. Debemos recordar que CGT mantiene actualmente abiertas varias denuncias en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia que afectan directamente a la situación de los menores en estos pisos. Nuestra intención y nuestros esfuerzos van en dos direcciones: una, la mejora de las condiciones en las que realizan su trabajo las educadoras y educadores en los pisos; y dos, la más urgente, una atención adecuada y respetuosa para con las personas menores de edad que viven en esos pisos.

CGT-Murcia

Despido nulo compañero de cgt murcia en nuevo futuro


  • Twitter

  • Facebook

Recibir información de CGT Murcia

Y por whatsapp?