Nestlé impone contratos individuales y reducciones salariales

nestleHan empeorado aún más las condiciones laborales de los esclavos asalariados en la empresa multinacional Nestlé. Recientemente la multinacional procedió a reducciones salariales en todas sus plantas en el territorio del Estado griego, las cuales oscilan entre el 10% y el 38%. Las reducciones salariales han sido impuestas a los trabajadores con la táctica del chantaje: Los que no firmaron los nuevos contratos de trabajo individuales fueron despedidos. Los que los firmaron vieron su salario recortado del 10% al 38%.


nestleHan empeorado aún más las condiciones laborales de los esclavos asalariados en la empresa multinacional Nestlé. Recientemente la multinacional procedió a reducciones salariales en todas sus plantas en el territorio del Estado griego, las cuales oscilan entre el 10% y el 38%. Las reducciones salariales han sido impuestas a los trabajadores con la táctica del chantaje: Los que no firmaron los nuevos contratos de trabajo individuales fueron despedidos. Los que los firmaron vieron su salario recortado del 10% al 38%. 

Lo anteriormente citado es válido para los trabajadores que siguen trabajando cinco días a la semana. A los obreros de producción se les impusieron jornadas de dos o tres días semanales. Además de las drásticas reducciones salariales que sufrieron dichos obreros con la reducción de los días de trabajo semanales, ya no tienen seguro de salud, ni tienen derecho a recibir subsidio por desempleo.

Por si fuera poco, Nestlé despidió a limpiadoras y obreros en varias fábricas. A continuación, los despedidos fueron recontratados, no directamente por Nestlé sino a través de un contratista. Esta recontratación supuso un recorte del 50% de los salarios de los trabajadores, y enormes ganancias tanto para el contratista como sobre todo para la multinacional, la cual consiguió mano de obra 40% más barata que antes de realizar los despidos. Por supuesto, este régimen del “arrendamiento” de trabajadores no es privilegio de Nestlé. Está generalizado en Grecia desde el inicio de la llamada “crisis” en todo el sector privado y en parte en el sector público.

También, Nestlé anuló los contratos que había firmado con varios representantes de ventas y distribuidores de sus productos. A los que continúan trabajando para ella, Nestlé recortó su margen de ganancias. A partir de ahora, al igual que los obreros y los demás trabajadores, estos también se verán obligados a trabajar para la multinacional, cobrando unas migajas.

En el bienio 2011-2012 las ganancias de Nestlé en Grecia superaron los 32 millones de euros. En 2013 sus ganancias aumentaron más del 5%, en comparación con 2012. En el primer semestre de 2014 sus ganancias aumentaron un 4,7 en comparación con el primer semestre de 2013.

Verba Volant


  • Twitter

  • Facebook

Recibir información de CGT Murcia

Y por whatsapp?