CGT entrega dossier del caso Granado y Delgado a la ONU

Esta acción se enmarca dentro de la campaña que CGT se viene realizando por la anulación de todas las sentencias de los Tribunales Militares y los juicios sumarísimos durante la Guerra y la Dictadura. Dos militantes de las juventudes libertarias, que habían viajado a España para preparar la logística de un atentado contra Franco, son detenidos el 31 de julio de 1963 por la policía franquista acusándoles de ser los autores de la colocación de dos bombas de escasa potencia.

La Confederación General del Trabajo hará entrega del un dossier sobre el caso Granados y Delgado al Relator de la ONU para la protección de los Derechos Humanos en el marco de la visita que el 28 de Enero realiza a Barcelona. Esta acción se enmarca dentro de la campaña que CGT se viene realizando por la anulación de todas las sentencias de los Tribunales Militares y los juicios sumarísimos durante la Guerra y la Dictadura, la entrega tendrá lugar en el AC Hotel Irla C/ Calvet 40-42, de 18,30 a 20,30 horas.

Dos militantes de las juventudes libertarias, que habían viajado a España para preparar la logística de un atentado contra Franco, son detenidos el 31 de julio de 1963 por la policía franquista acusándoles de ser los autores de la colocación de dos bombas de escasa potencia en la sección de pasaportes de la Dirección General de Seguridad y en la Casa Sindical, los detenidos son, Francisco Granados Gata y Joaquín Delgado Martínez, ambos de 30 años.

El 13 de Agosto, la prensa informa de la celebración de un Consejo de Guerra sumarísimo y la condena a muerte de los encausados. El diario francés Le Monde daba a conocer la noticia de esta manera “Francisco Granados Gata y Joaquín Delgado Martínez, han sido rápidamente juzgados el martes en Madrid, el proceso ha sido abierto sin previo aviso a la prensa, a las 8 de la mañana, y los debates han sido llevados con toda rapidez...”

CGT reivindica la rehabilitación de los libertarios Francisco Granados y Joaquín Delgado como víctimas del franquismo. En el curso de esa demanda ha apoyado las iniciativas del Grupo pro-revisión del proceso Granado-Delgado prestando asesoramiento jurídico y arropando a las familias en su justa petición de anulación de las sentencias, de la farsa de juicio sumarísimo, sin tutela judicial efectiva y sin garantías, que les condenó a muerte.

Tras varios años de instrucción, la Sala V de lo Militar del Tribunal Supremo rechazó el recurso presentado por los familiares (Pilar Vaquerizo y Francisco Delgado) contra el juicio en Consejo de Guerra de 1963 en el que fueron condenados a muerte. La posición de este alto tribunal no es nueva, anteriormente denegó el recurso de la condena a muerte del anarcosindicalista Joan Peiró en 1942.

La mayoría conservadora de los tribunales de justicia impide que prosperen los recursos de revisión de las sentencias franquistas, argumentando que dichas sentencias habían sido dictadas con arreglo a la “legalidad vigente”. ¿Qué validez jurídica tienen los consejos de guerra sumarísimos de un Gobierno instituido por un golpe de estado militar?.  ¿Qué garantías procesales tuvieron Granado y Delgado?, recordemos que fueron detenidos el 31 de Julio de 1963, juzgados el 13 de Agosto y ejecutados cinco días después.

Por todo ello, La Confederación General del Trabajo (CGT) reivindica la anulación de todas las sentencias de los Tribunales Militares y sus juicios sumarísimos durante la Dictadura.

Gabinete de Prensa Confederal de la CGT

 

 


  • Twitter

  • Facebook

Recibir información de CGT Murcia

Y por whatsapp?