LA ACRACIA... HARÁ JUSTICIA A LA MUJER

La acracia... hará justicia a la mujerAutora: Teresa Claramunt

EditorialInstituto de Estudios Anarquistas (extraído de “A la mujer”, publicado en Fraternidad, nº 4, 1899)

ISSN:

DL:

Género: Feminismo Libertario - Pensamiento Libertario

Año: 2005 (1ª edición, original 1899)

Páginas: 5 (9 x 12’5 cm.)

PDF: SI (sólo PDF) - Pincha abajo para descargar

 

EN 100 PALABRAS: reflexión contra el desprecio que sufren las mujeres en política y en la sociedad (con el mal apelativo sexo débil):

Hombres que se apellidan liberales los hay sin cuento. Partidos, lo más avanzado en política, no faltan; pero ni los hombres por sí, ni los partidos políticos avanzados se preocupan lo más mínimo de la dignidad de la mujer. No importa. La hermosa acracia, esa idea magna, hará justicia a la mujer; para la acracia no existe raza, color ni sexo. Hermana gemela de nuestra madre Natura, da a cada uno lo que necesita y toma de cada uno lo que puede dar de sí

_________________________

 

Teresa ClaramuntTERESA CLARAMUNT CREUS (1862-1931), dirigente anarcosindicalista catalana, trabajadora del ramo textil, que fundó un grupo anarquista en Sabadell influida por Fernando Tarrida del Mármol, con quien participó en la Huelga de las Siete Semanas (1883) en la que se reivindicaba la jornada de 8 horas. En octubre de 1884 fue una de las fundadoras de la Sección Varia de Trabajadores Anarco-colectivistas de Sabadell junto alas obreras que habían decidido formar parte de la Federación de trabajadores. Con Ángeles López de Ayala y Amàlia Domingo impulsó en 1892 la primera sociedad feminista española, la Sociedad Autónoma de Mujeresde Barcelona. Fue detenida después de la explosión de unas bombas en el Liceo de Barcelona (1893), y de nuevo con la represión del Proceso de Montjuic (1896), donde la tortura le dejó secuelas físicas para el resto de su vida. En 1898 fue desterrada a Inglaterra a pesar de no ser condenada por ningún delito. Fundó la revista El Productor (1901) y participó activamente en las reivindicaciones sociales de principios del siglo XX. En 1903 en su escrito La mujer. Consideraciones sobre su estado ante las prerrogativas del hombre, planteó la equiparación salarial entre hombres y mujeres. Consideró la educación como culpable del estado de la mujer defendiendo su auto-emancipación. Colaboró en La Tramuntana, La Revista Blanca y dirigió el diario El Rebelde en 1907-1908. Fue nuevamente detenida tras los sucesos de la Semana Trágica de Barcelona (agosto de 1909) y confinada en Zaragoza, donde en 1911 impulsó la adhesión de los sindicatos locales a la CNT y también la huelga general de 1911, lo que le supuso otro nuevo encarcelamiento. Ya muy enferma, la policía registró su casa tras el atentado contra el cardenal Juan Soldevila y Romero en Zaragoza (obra de Los Solidarios, el 4 de junio de 1923) buscando pruebas que la comprometiesen. En 1924 regresó a Barcelona, pero su progresiva parálisis la fue alejando de las actividades públicas. Murió el 11 de abril de 1931, un día antes de la elección representantes municipales que llevó a la República, siendo enterrada el 14 de abril, día que se proclamó la II República.

 


  • Twitter

  • Facebook

Recibir información de CGT Murcia

Y por whatsapp?