EL BOLCHEVISMO Y LOS ANARQUISTAS

El bolchevismo y los anarquistasAutorEric Hobsbawm

Editorial:

ISBN:

DL:

Género: DOCS (Desde Otras Corrientes Sociales) - Cultura Libertaria

Año: 2013 (1ª edición, original 1969)

Páginas: 10 (21 x 30 cm.)

WORD: SI (sólo WORD) - Pincha abajo para descargar

 

EN 100 PALABRAS: para el autor la hostilidad bolchevique hacia el anarquismo y el anarcosindicalismo como teoría, estrategia o forma de movimiento organizado fue desde el principio clara y firme, sin embargo dejaron de tener significación dentro y fuera de Rusia desde comienzos de la década de los 20’, con una actitud bolchevique hacia el anarquismo existente que era sorprendentemente benévola por tres factores principales:

a) la convicción de que la mayoría de ell@s eran revolucionari@s, y aliad@s contra la socialdemocracia, y por tanto comunistas en potencia.

b) la atracción que la Revolución de Octubre ejerció sobre los anarquistas en los años inmediatamente posteriores

c) el rápido declive del anarquismo y el anarcosindicalismo

Por estas razones los bolcheviques dedicaron escasa atención al anarquismo tras los primeros años de la década de 1920, salvo fuera de las escasas zonas donde éste conservó su fuerza y en que los partidos comunistas nacionales eran débiles. El acceso de España a un primer plano internacional, y tal vez el intento de dar una legitimación teórica al desarrollo stalinista de un estado dictatorial y terrorista, llevó a una resurrección de la polémica antianarquista en el período comprendido entre la crisis de 1929 y el final de la guerra civil española.

_________________________

 

Eric HobsbawmERIC JOHN ERNEST HOBSBAWM (1917-2012), historiador, profesor, escritor y político marxista británico de origen judío, considerado un «pensador clave de la historia del siglo XX» y conocido por su trilogía sobre las tres edades: La era de la revolución: Europa 1789–1848 (1962), La era del capital: 1848-1875 (1975) y La era del imperio: 1875–1914 (1987), a la cual se añade The Age of Extremes(1994) publicada en castellano como Historia del siglo XX, considerada por algun@s como la más accesible, renovadora y apasionante historia universal contemporánea. Se crió en Viena y Berlín y tras la muerte de su padre (1929) la familia se traslada (1933) a vivir a Londres, donde estudió en el King's Collage (Cambridge), donde se doctoró y participó en la Sociedad Fabiana, formando más tarde parte de una sociedad secreta de la élite intelectual llamada los Apóstoles de Cambridge. Se unió al Socialist Schoolboys en 1931 y al Partido Comunista en 1936. Fue miembro del Grupo de Historiadores del Partido Comunista de Gran Bretaña de 1946 a 1956. En 1956 cuando acaeció la invasión soviética de Hungría Hobsbawm no abandonó el Partido Comunista de Gran Bretaña, a diferencia de sus colegas, sin embargo su marxismo no fue el de la ortodoxia soviética sino del revisionismo europeo. Trabajó con la publicación Marxism Today durante la década de 1980 y colaboró con la modernización de Neil Kinnock del Partido Laborista. Hobsbawm escribió extensamente sobre una gran variedad de temas. Como historiador marxista se centró en el análisis de la "revolución dual" (la Revolución francesa y la Revolución industrial británica) donde vió la fuerza impulsora de la tendencia predominante hacia el capitalismo liberal de hoy en día. Otro tema recurrente en su obra fue el de los bandidos sociales, fenómeno que situó en el terreno del contexto social e histórico, enfrentándose a la visión tradicional que lo consideraba una espontánea e impredecible forma de rebelión. Especial interés tenía en el análisis del desarrollo de las tradiciones, estudiando su construcción en el contexto del estado nación, y argumentando que muchas tradiciones son inventadas por élites nacionales para justificar la existencia e importancia de sus respectivas naciones. Al margen de su obra histórica, Hobsbawm escribió (bajo el seudónimo de Frankie Newton - nombre que tomó del trompetista comunista de Billie Holiday) para el New Statesman como crítico de jazz y en diversas revistas intelectuales sobre temas diversos, como el barbarismo en la edad moderna, los problemas del movimiento obrero y el conflicto entre anarquismo y comunismo. Hablaba inglés, alemán, francés, español e italiano con fluidez y sabía leer en holandés, portugués y catalán.

 

 


  • Twitter

  • Facebook

Recibir información de CGT Murcia

Y por whatsapp?