LOS ANARQUISTAS

Los AnarquistasAutor: Cesare Lombroso

EditorialAntorcha

ISSN:

DL:

Género: DA (Desde las Antípodas) - Cultura Libertaria

Año: 2006 (1ª edición, original 1894)

Páginas: 75 (9 x 12’5 cm.)

PDF: SI (sólo PDF) - Pincha abajo para descargar

 

EN 100 PALABRAS: trabajo concebido básicamente con la intención de demostrasr que los anarquistas son anormales y portadores del síndrome del crimen, hipótesis que darrollaría en la escuela penal italiana y que se extendería durante bastante tiempo por los estamentos más conservadores del pensamiento y las leyes de occidente.

ÍNDICE

04. Presentación (Chantal López y Omar Cortés)

07. CAPÍTULO PRIMERO:

07. Estado y causa del anarquismo

12. Ideas acertadas de algunos anarquistas

15. Crítica de la teoría anarquista. Su absurdo

17. Revolución y rebelión

18. CAPÍTULO SEGUNDO:

18. Criminalidad de los anarquistas

19. Jerga

19. Tatuaje

20. Sentido ético

20. Lirismo

26. Ravachol

27. Pini

28. La criminalidad y la política

30. CAPÍTULO TERCERO:

30. Epilepsia e histerismo

32. Monges

33. Vaillant

35. CAPÍTULO CUARTO: Locos

37. CAPÍTULO QUINTO: Suicidas indirectos

40. CAPÍTULO SEXTO:

40. Reos por pasión. Caserío

40. Sexo y edad

41. Cómplices

41. Atavismo

41. Psicología

44. Caserío

47. Naturaleza epiléptica

49. Hiperestesia

50. Santiago

052. CAPÍTULO SÉPTIMO: Altruismo

061. CAPÍTULO OCTAVO: Neofilia

064. CAPÍTULO NOVENO:

064. Profilaxis

070. Medidas profilácticas

_________________________

 

Cesare LombrosoCESARE LOMBROSO (1835-1909), como se conoce a Ezechia Marco Lombroso, médico y criminólogo italiano, representante del positivismo criminológico, llamado en su tiempo la nueva escuela (Nuova Scuola). Defendió que las causas de la criminalidad están relacionadas con las tendencias innatas, genéticas, observables en ciertos rasgos físicos o fisonómicos de los delincuentes habituales (asimetrías craneales, determinadas formas de mandíbula, orejas, arcos superciliares, etc.), y a factores del entorno (como el clima, la orografía, el grado de civilización, la densidad de población, la alimentación, el alcoholismo, la instrucción, la posición económica y hasta la religión). No obstante el rasgo característico de su obra fue la precariedad científica de su positivismo criminológico, basado frecuentemente en relaciones de causalidad escasamente fundadas. Hacia 1890 entró en los círculos espiritistas y en 1893 se afiliaría al Partido Socialista Italiano. Al año siguiente escribiría y publicaría “Los Anarquistas” buscando demostrar que l@s anarquistas son fácilmente reconocibles por una “cara de moco” que evidencía su innata tendencia a la criminalidad.

 


  • Twitter

  • Facebook

Recibir información de CGT Murcia

Y por whatsapp?